La burrata es un queso artesanal italiano de la zona de Puglia, hecho de mozzarella y crema. Su parte externa es como mozzarella sólida y adentro es cremosa, lo que crea una textura muy suave.
La costumbre es servir la burrata a temperatura ambiente, en ensaladas de tomate, sobre pan con aceite de oliva y pimienta fresca o con prosciutto crudo y pasta.

Su nombre en italiano viene de burro, que significa mantequilla.